Blondie con pepitas de caramelo

Hola a todos!!

Ya se acerca el buen tiempo -o eso dicen- y nosotros vamos apagando los hornos, pero eso no quiere decir que dejemos de hacer recetas sino que nos pasamos a los semifrios de caramelo, helados y tartas frías… qué ganas!! Pero bueno, hasta que no vea que hay sol durante un día entero en Madrid, yo no pienso apagarlo y por ende, os traigo esta super receta: Blondie con pepitas de caramelo!!!

¿Por qué no lo llamamos brownie? muy sencillo, a todos los brownies que no llevan chocolate negro se les llama blondie, ya que son “rubios”. Está igual de rico que un brownie y, si le pones pepitas de caramelo como estas que tienen un sabor similar al Baileys… mueres de amor total.

blondie 4.JPG

Bueno, al lio, vamos a por los ingredientes y a por el paso a paso. Es muy sencillo, el quid de la cuestión es dejar húmedo el blondie y que cuando saquemos el palillo que éste tenga miguitas, que así está más bueno.

Ingredientes:

  • 150g de mantequilla
  • 190 g de chocolate blanco
  • 260 g de azucar blanco
  • 180 g de harina
  • 3 huevos
  • Una pizca de sal
  • Vainilla al gusto
  • Pepitas de caramelo
  • Una cucharadita de levadura (opcional)

blondie 3.JPG

En primer lugar, engrasamos el molde, se puede coger el que más os guste. A mí me gusta que un brownie sea rectangular, así que yo lo hago en un molde rectangular.

Precalentamos el horno a 180 ºC con calor arriba y abajo y preparamos en la mesa todos los ingredientes necesarios.

– Tamizamos la harina y la levadura y reservamos.

– Fundimos la mantequilla con el chocolate blanco en el microondas en tandas de 30 segundos y reservamos.

– Mezclamos los huevos con el azúcar y la vainilla hasta que sea una mezcla blanquecina.

– Añadimos en hilo el chocolate blanco, previamente derretido, a la mezcla de huevos y azúcar hasta que se integre por completo.

– Echamos los ingredientes tamizados y mezclamos hasta que no se vean grumos. En este paso añadimos también la pizca de sal.

– Colocamos las pepitas de chocolate por encima, que queden bien repartidas por toda la mezcla y le damos unas vueltas para que nos las podamos encontrar por todo el blondie.

– Llevamos la mezcla al molde y le colocamos alguna pepita más por encima, aunque esto es opcional.

– Horneamos durante 30-40 minutos. Cuando pinchemos, el palillo debe salir algo húmedo y con migas. Ahí estará perfecto, mejor crudo que hecho de más.

Disfrutando de un Semifrío de Caramelo Casero

La jugosidad en este postre es primordial, y si deseas llevarlo a otro nivel, ¿por qué no transformarlo en un delicioso semifrío de caramelo? Para ello, una vez horneado el blondie y completamente frío, puedes cubrirlo con una capa de crema de caramelo y dejarlo refrigerar. Así obtendrás una variante fresca y cremosa que es ideal para esos días más calurosos. Simplemente, extiende una capa uniforme de crema de caramelo sobre la base de blondie y refrigera por unas horas. El resultado será un contraste de texturas y sabores que enamorará a cualquier amante del dulce.

Una vez horneadas, las sacamos, dejamos enfriar y lo cortamos en cuadradillos pequeños.

blondie 1.JPG

Y… ya podemos ponernos las botas!!!

Espero que os guste!!!

Millones de besos!!!!

Deja un comentario