“Doowaps” caseros

Si eres un amante de la repostería casera y estás buscando una receta doowaps que te permita disfrutar de un bocado dulce y tierno, ¡estás en el lugar correcto! Preparar “duaps” caseros es una experiencia única que no solo te llenará de satisfacción, sino que te permitirá saborear algo mucho más delicioso que lo que encuentras en las tiendas. Además, con estos dowaps caseros, puedes decir adiós a esa sensación grasienta en las manos y dar la bienvenida a una textura super crujiente.

Para lograr el equilibrio perfecto y evitar que los “duguap” caseros queden duros, he decidido combinar dos tipos de harina, tal como me aconsejó mi amigo Rafa. El éxito fue rotundo, y si echas un vistazo a mis redes sociales, verás que la membrana quedó… PERFECTA, un detalle que para mí es esencial en la bollería.

Ingredientes para doowaps caseros:

  • 120 g de leche
  • 12 g de levadura fresca
  • 35g de mantequilla pomada
  • 1 huevo
  • Una cucharada de vainilla
  • 125g de harina de fuerza
  • 125g de harina normal
  • 10g de mejorante panario (opcional)
  • 40 g de azúcar
  • 1/2 cdta. de sal
  • 50 g de chips de chocolate o chocolate troceado
  • Huevo batido adicional para pintar los bollos

Comenzamos la preparación de estos irresistibles doowaps caseros añadiendo en un bol la leche, la levadura, el huevo, la vainilla, las harinas, el azúcar y la cucharadita de sal.

El proceso de amasado es fundamental; dedicamos 10 minutos a esta tarea y, tras ese tiempo, incorporamos la mantequilla pomada para amasar otros 10 minutos más. Es crucial asegurar que el gluten se haya desarrollado adecuadamente, así que realizamos la prueba de la membrana para confirmarlo.

Luego, si nuestra masa está perfecta, añadimos las pepitas de chocolate o los trocitos de chocolate, mezclamos bien y dejamos que la masa repose hasta que doble su volumen. Después, desgasificamos la masa y la dividimos en porciones de entre 50 y 60 g, formando pequeñas bolas que colocamos en una bandeja para un segundo levado.

Un detalle importante es rociar los doowaps con un poco de agua y cubrirlos con film transparente mientras levan, para evitar que la superficie se seque. Pasada la hora de reposo, precalentamos el horno, retiramos el film con cuidado y horneamos nuestros doowaps a 180º durante 20 minutos.

¡Y así es como conseguimos una deliciosa bollería casera para disfrutar en el desayuno o la merienda! Anímate y prueba esta receta de doowaps caseros, y te aseguro que tanto tú como tus seres queridos quedaréis encantados con el resultado. ¡Es hora de hornear!

1 comentario en «“Doowaps” caseros»

Deja un comentario